26/2/07

JOSE MERCE (I)



Nombre: JOSE SOTO SOTO
Nombre artístico: JOSE MERCE Fecha de nacimiento: 19-4-55

-José, cuéntanos cómo comenzó tu vida flamenca.

-Yo nací en Jerez, en la calle La Merced,del barrio de Santiago; de ahí adopté el nombre artístico de Mercé.

A los seis años entré a pertenecer a la escolanía de la parroquia de la Merced y recuerdo que cuando entré en esta escolanía había un señor con un piano que probaba las voces, y me dijo que sí, que servía para cantar , pero que no cantara tan flamenco. Después estuve seis años en esta escolanía. Como tú has dicho, pertenezco a la familia de los «Sotos», mi padre es el mayor de ellos, por eso, a mí me tiraba el flamenco. Mi «pare» y mi «mare» querían que yo estudiara, pero a los trece años dije que ya no estudiaba más y me fui al tablao de Cádiz, y estuve allí como tres meses. Después me fui a Madrid, que fue cuando grabé en CBS con una serie de artistas de Jerez. Luego me coloqué en un tablao de Madrid, donde estuve un año aproximadamente.

Después estuve cantándole al «Trío Madrid», a Mario Maya, El Güitoy Carmen Mora. Ahí fue donde me conoció Antonio Gades y me tiré diez años con él, actuando por Europa y América, hasta que yo he creído que esa etapa de cantar pa bailar ya había pasao. Ahora tengo veintinueve años y estoy empezando a pensar en mí.

-¿Con qué figuras actuabas en el tablao de Cádiz?

-En el cuadro del tablao estábamos «Rancapino», Juanito Villar y yo; luego cada quince días actuaba una figura, aunque yo vi pocas, porque como ya he dicho estuve poco tiempo.

-¿Cómo empezastes cantando para bailar y a quién le has cantado?

-Un día vino a mi casa Roque Montoya «Jarrito», cuando yo había termináo en el tablao de Cádiz, y vino para que me fuera a Marbella a cantar en el cuadro. Esto' no le pareció bien a mi pare ni a mi mare, que no querían dejarme ir porque sólo tenía 15 años; pero al final «Jarrito» los convenció diciéndoles que él cuidaría de mí. Entonces cuando llegó el Trío Madrid empecé a cantarle a ellos, que no veas los nervios que pasé. A partir de ahí le he cantao a casi todas las figuras del baile, a excepción de Matilde, Farruco y Rafael, porque me fui muy joven a vivir a Madrid.

-¿Tú crees que el cante para bailar tiene menos categoría que el cante «alante»?

-Yo creo que no, al revés, yo entiendo que todo el cantaor que su primera etapa la hace cantando para bailar, cuando se pone a cantar sólo demuestra que tiene unas tablas, y que tiene ritmo y compás. El flamenco para mí es como una carrera, donde la primera asignatura es cantar pa bailar, porque adquieres una gran experiencia.

-¿Cómo fue tu etapa con Antonio Gades?

-Cuando yo entré con Antonio -tendría unos diecisiete años- estaba cantándole «Turronero», pero éste cumplió su etapa y entré yo. Con Antonio he recorrido los mejores teatros de Europa y América y he adquirido bastante experiencia y multitud de vivencias. Por eso, insisto, yo entiendo que todo el cantaor que empieza debería hacer su aprendizaje cantando para bailar .

También estando con Gades tuve una experiencia muy bonita, como fue intervenir en la película «Bodas de Sangre», que dirigió Carlos Saura. Esto para mí fue muy bonito, porque toda la responsabilidad de la parte del cante recayó en mí, cuando tenía 19 años.

-¿Por qué no nos hablas del ambiente flamenco de tu familia y de tu Barrio de Santiago?

-Bueno; como ya he dicho, mi familia es la de los Sotos, y tos cantan y tos bailan, aunque tos no son artistas.

De esto tengo un recuerdo maravilloso, una vez siendo yo un crío, en una boda de una tía mía, se presentaron en la casa ANTONIO MAIRENA, TERREMOTO, EL SORDERA, FERNANDA, BERNARDA, TRINI ESPAÑA, un bailaó de Morón que le decían QUINO, ANSONINI, bueno, muchos. Recuerdo que fue algo maravilloso ver a esos artistas cantar y bailar. No se me olvida que to er mundo se rompió las camisas, incluso a tos mis primos hermanos que éramos chiquititos, nos cogieron las gitanas en brazos y también nos las rompieron. Esta ha sido la fiesta más grande que recuerdo. Parece que estoy viendo a MAIRENA, EL SORDERA y TERREMOTO subir por la calle Nueva.

-De tu familia, ¿qué recuerdo guardas como artistas?

-En mi familia siempre ha habido y hay artistas. Aunque te digo una cosa, que en Jerez casi tos los gitanos somos familia, y siempre que ha habío un bautizo o se han hecho unos dichos nos hemos reunío tos, y el que no es primo de mi pare es porque lo es de mi mare. Por ejemplo, EL SORDERA es hermano de mi pare. Mi ascendencia es del TIO PACO LA LUZ, que era mi bisabuelo, yo no llegué a conocerlo, pero mi gente me habló bastante de él.

-¿Qué piensas tú de Paco la Luz dentro del cante por siguiriyas?

-Hombre, qué voy a pensar; una siguiriya de Paco la Luz es una siguiriya de Paco la Luz, ahí está, eso es crear, lo que ahora no hacemos ninguno.

-Esas canciones como «Carmen» y «Quererte» que tú tienes, nos obligan a preguntarte, ¿cuáles son tus pensamientos artísticos?

-Mis pensamientos artísticos, con sinceridad, son el flamenco, la prueba de ello es que sobre final de octubre voy a grabar un disco flamenco, flamenco.

Lo que pasa es que estamos siempre en el mismo problema de lo que es la sociedad de consumo. Porque llegas a una casa discográfica y a ellos le importa poco que seas cantaor de flamenco, ellos lo que quieren es vender tu imagen y vender 300.000 discos. Entonces hoy está la cosa muy difícil para entrar en una casa discográfica y que te dejen hacer un disco flamenco, la prueba la tenemos en que incluso los que están de figuras hoy día tampoco graban flamenco puro. Entonces a mí lo que me interesaba era entrar -como fuera- en una casa de discos, que luego yo me encargaría de convencerlos para grabar flamenco. Y ha sido para mí una alegría, porque ha sido el mismo director de la casa el que me ha pedido que grabe este disco.

-¿Pero tú no crees que por esa actitud de algunas casas discográficas se pueda desvirtuar tu imagen y se te acuse, junto con otros, de estar propiciando -por aquello de que todo se repite- una nueva opereta flamenca?

-No. Además yo estoy totalmente en contra de eso. Ya te he dicho por las razones que tuve que hacer eso, que fue para poder entrar en la casa grabadora, pero a mí lo que me gusta es el flamenco y eso es lo que estoy haciendo, cantar flamenco puro, que es lo que se ha cantao siempre en mi familia. Yo sé que cantando puro se gana menos dinero, pero a mí no me importa, porque lo que quiero es hacer lo que me gusta.

-Tú haces algunos cantes de Manuel Torre. ¿Qué opinión te merece?

-De Manuel, por mi familia tengo entendido que era un monstruo -aunque las grabaciones que tiene no son muy buenas-, dicen que era un fuera de serie, mi familia me ha contao que le decían el «esfarata fiestas», porque cuando estaba en una fiesta con otros cantaores, Manuel cantaba el último, y cuando él cantaba después no lo hacía nadie, por lo tanto, se «esfarataba la fiesta». Yo particularmente con Manuel Torre me he llevado una sorpresa, porque creía que era un cantaor corto y he comprobado en el Congreso de Cáceres, en la ponencia de Antonio Reina, que hacía los cantes de Levante muy bien, incluso la Petenera. Por lo tanto, de eso que se dice era corto, nada.

Con otro cantaor que me he quedado pasmao es con Juanito Mojama, porque ayer mismo escuché un disco en el que cantaba por Caracoles, siempre se ha dicho que Juan hacía un poquito por Tientos, Tangos, Soleá y Siguiriyas. Entonces, he podío comprobar que Juan fue el mejor discípulo de don Antonio Chacón.

-¿Esto que estás diciendo puede deberse a que en Jerez lo que priva es soleá, siguiriyas y bulerías y de alguna manera marginan los otros estilos?

-Creo que sí. Porque te voy a contar una anécdota que me pasó en la Cátedra de Flamencología de Jerez. La Cátedra me llamó hace dos años para que diera un recital, porque antes Jerez, aunque es mi pueblo, ni me había llamao ni me había dao ná. Yo creo que me llamaron a raíz del Concurso de Córdoba. Total, que empecé haciendo la malagueña, la granaína, en fin, algunos cantes de Levante, y yo veía a la gente que ni fu ni fa. Hasta que no hice soleá, siguiriya y bulerías parece que no se enteraron. Esto, la verdad, aunque sea mi tierra, a mí no me gustó, porque yo creo que hay que escuchá tos los cantes, porque el flamenco no se encierra en esos tres palos.

-A su vez RAFAEL ROMERO es discípulo de JUANITO MOJAMA. ¿Cómo se ve en Madrid el arte de RAFAEL?

-Rafael me parece que es un hombre que no se le está haciendo justicia. Yo que tengo la suerte de estar todos los días con él, sé lo que Rafael sabe de cante; es un hombre que siempre ha vivido para el flamenco.

(continuará)

1 comentario:

cc kael dijo...

Esta es realmente información muy útil que he encontrado a través de la búsqueda de la palabra clave omega replique